jueves, junio 22, 2006

PAPEL LEGAL


Anoche tuve una fiesta en mi apartamento. La policía llegó a eso de las 2:15 de la madrugada. No quería bregar con los guardias, así que le pedí por favor a una vecina que se encargara del asunto. Borracho, supuse que ella, una abogada joven y sexy, tendría más poder de persuasión que yo.

Hoy me levanté y encontré el siguiente papel pegado a la puerta de la nevera. Borracha, mi vecina había documentado por escrito el resultado de su negociación con los policías. Nótese que abajo a la izquierda dice: «Llegó a un acuerdo sobre la música.» El resto es los nombres y números de placas de los agentes.

Qué bueno es tener una vecina abogada.

2 Comentarios:

Blogger Aníbal dijo...

Me surgen toda clase de preguntas, pero me las reservaré, a fin de mantener mi buena imagen en el Intarweb. Solo preguntaré: ¿Porqué no me invitaste?!!!

captcha:rlapgv

9:52 p.m.  
Blogger Javier Rodrigo dijo...

Algo así me ocurrió el año pasado a las tres de la mañana, al parecer la música se escapaba de la terraza de mi piso rápido y sin pedir permiso. Desde abajo, en la calle y mirando hacia el balcón una agente nos llamó la atención a los allí presentes, lógicamente ni caso, no le oíamos. Al poco se oyó un persistente timbrazo, me puse al aparato y les invité a subir pues ella me lo exigió. Racimos de cadaveres pululábamos del salón al pasillo mientras otros bailaban al ritmo de la música. No éramos conscientes del volumen puesto que cada loco estaba con su tema. No os lo cuento, menor imagínatelo. Bajamos la música mientras la agente casi nos lee nuestros derechos. Quedamos mudos, aunque boquiabiertos nos quedamos cuando Henry, un colega nuestro, tomo del hombro a la agente y la invitó a bailar. Esta frunció el caño desatándo el brazo de un tirón, como una coz. La novia de Henry medió invitando al compañero de la agente a tomar una copa. Sorprendentemente los agentes se retiraron fuera del salón, al rato volvieron. Este nos pidió que le pusiéramos una copa, la agente tomó una botella de agua, pues luego comprobamos que era la que conducía. Despues de aconsejarnos que fuesemos respetuosos nos pidió que le pusiéramos Hotel California de Los Eagles, acto seguido le pidió a Silvia, novia de Henry que bailase ese tema con el. Viendo que la fiesta tomaba un rumbo inimaginable, animamos a Silvia a bailar, Henry, un tipo simpático fué el que más la animó. Al final Silvia y el agente, Mauricio se echaron un baile. Henry persistió en su intento con la agente, pero ella no accedió. Despues charlamos con los agentes mas desenfadadamente. Al final se nos hizo de día aunque con la música un poco mas baja.

11:44 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal