miércoles, octubre 11, 2006

MUSICA PARA SECRETARIAS


“Sorry que no contesté antes pues estaba en Oktoberfest en Munich. Llegué anoche. Es una visita relámpago. Nos podemos encontrar cualquier día. Lo único es que el miércoles tengo que estar en mi casa a las 9pm para ver el season premiere de Lost”, me escribió Aurelio en un e-mail, luego de que yo le avisara, también en un e-mail, que estaría en Nueva York por menos de 48 horas.

Confieso que eso de tener que estar en la casa para ver Lost me supo a mierda. Hace tres años no veo a este tipo, mi mejor amigo de high school, y el cabrón prefiere ver gente atrapada en una isla. La primera noche le pitché bien duro. Dejé que su llamada se fuera directamente para el voice mail. Al día siguiente, le dije que era que el celular se me había quedado sin batería.

Como me sentía culpable de haberle pitcheado, hice planes para comer en su casa esa misma noche, la noche de Lost. Eso fue por la mañana. Por la tarde, me llamó Allegra para decirme que había hecho planes para esa noche: quería que yo conociera a una amiga de ella, una gringa que se gana muy bien la vida como ejecutiva de una distribuidora de cine. “Te va a caer muy bien, además es un buen contacto para tí”, me dijo.

Estuve a punto de llamar a Aurelio para cancelarle. Al final no lo hice. Le dije a Allegra que me encontraría con ella y con su amiga más tarde. Y salí para el apartamento de Aurelio.

***

“El tipo es gay, ¿verdad?”, fue lo primero que salió de la boca del Desentramado tan pronto la puerta del apartamento de Aurelio se cerró detrás de nosotros. “¡Verdad que sí!”, le respondí, agradecido de que me hubiera hecho la pregunta.

***

Que Aurelio sea gay es algo que he pensado antes. De hecho, camino a su casa pensaba en eso. Una vez en su apartamento, decidí que iba a estar atento a cualquier pista que me arrojara luz sobre la orientación o preferencia sexual de mi amigo.

“Can I call you later? I’m here with a buddy from PR”, le dijo Aurelio a la persona que lo acababa de llamar por teléfono. Luego de eso, se despidió, enganchó e hizo una pausa dramática antes de darle rienda suelta a su misoginia: “Una jeva ahí...”. And on to another topic.

Cuando el conté al Desentramado esto, él coincidió conmigo que la persona al otro lado de la línea bien pudo haber sido su amante bandido. Entonces le conté lo que en mi opinión fue el “give away” más contundente de que el tipo es gay.

“En YouTube he puesto vídeos de varios conciertos a los que he ido”, me explicó Aurelio. Le pregunté que a quiénes había visto. “Vi a La Oreja de Van Gogh, también a Maná. Ah, y a Víctor Manuelle en el nuevo Latin Quarter”, respondió. Y yo me pregunto: Qué hombre heterosexual que se respete escucha La Oreja, Maná y Victor Manuelle?

Pero la cosa no se queda ahí. Resulta que estos conciertos son VIP shows presentados por una estación de radio para sus oyentes. “Es una estación de radio que pone música como de secretaria, pero es la que yo escucho por las mañanas en mi reloj despertador”.

Confieso que I didn’t see this one coming. Pensé que ésa sería la noche en que mi panita de la high me confesaría lo mucho que les gusta tener sexo con hombres. Pero ese breakthrough nunca llegó. El que llegó fue el Desentramado.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

este es el blog que quisiera hacer cuando sea grande...magnánimos el plop y el desentramado, el dúo dinámico, el dream team, que se quiten los otros que son buchiplumanomás
saludos
zaoco

6:32 p.m.  
Anonymous p.s.d. dijo...

No está mal, pero creo que al Desentramado le hubiese quedado mejor contada. Plop, ¿no has considerado cederle la Ínsula al Desentramado para que la administre? Podría ser un buen negocio...

8:29 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal