lunes, noviembre 06, 2006

BORAT

Fui el sábado a ver “Borat” pensando que vería algo así como una versión en farsa de los documentales de Michael Moore. Por fortuna, estaba equivocado. El “mockumentary” de Sacha Baron Cohen es de las mejores comedias que he visto en buen tiempo, independientemente de su sustrato político.

Hay un momento hacia el final de la película que me parece revelador. Luego de que Borat y su productor se pelean (en la escena más burda y graciosa de la película), el segundo abandona a Borat. Más tarde, cuando Borat llega a Los Angeles se encuentra a su productor frente al Teatro Chino. Este último está allí ganándose el pan como un doble de Hardy (el de Laurel & Hardy), aunque parece confundir su personaje con el Curly de The Three Stooges

Estas referencias a la comedia clásica de Hollywood no son gratuitas. Demuestran que Baron Cohen ha hecho su asignación. Baron Cohen es un británico de ascendencia judía. Esta mezcla me parece clave. Tanto los británicos como los judíos se cogen muy en serio la comedia. Y claro está, los judíos, como dueños de Hollywood que son, han tenido mucho que ver en el desarrollo de la comedia estadounidense, la cual también se coge muy en serio.

Luego de haber visto “Borat” no puedo evitar percibir huellas de clásicos británicos como Monty Python, e incluso Benny Hill, en la comedia de Baron Cohen. Pero estas referencias no me parecen tan importantes como las norteamericanas (gringas y canadienses).

Jerry Lewis es un nombre que viene a la mente. Y claro está: Laurel & Hardy y The Three Stooges. Todos ellos clásicos de la comedia física o la de “gross-out” americana. “Borat” se inserta dentro de esta tradición a la que pertenecen comediantes tan diversos como John Belushi y Tom Green.

Un dato que no debe pasar por desapercibido es que uno de los que aportó al argumento de “Borat” fue Todd Phillips, el director de las películas “Road Trip” y “Old School”. Correr desnudo por lugares públicos se ha convertido en una suerte de requisito para los comediantes contemporáneos. Esto es algo que Will Ferrel hace en Old School y Baron Cohen en Borat.

Las mejores comedias hollywoodenses de los últimos años han rozado, de alguna manera u otra el subgénero del “gross-out” o el de la comedia física. Pienso en The 40-year Old Virgin, There’s Something About Mary, y ahora Borat. El éxito de la serie Jackass también es revelador. Una que peli que promete y que estoy loco por ver es el largometraje del dúo Tenacious D, del cual Jack Black es parte... pronto en una sala de cine cerca de usted.

2 Comentarios:

Anonymous Delicous V dijo...

No la he visto, pero Borat esta arrasando x ak. Llego primera en el fin de semana (con limited release y to, yo creo q el distribuidor le cogio miedo a la peli). BTW, me gusto mucho tu analisis del "state of affairs" de la comedia filmica gringa.

mi word verification es jigkrd, insisto en pronunciarlo como gigkurd, un concepto atinado para describir el veredicto de Saddam y la onda de Ali G.

2:43 p.m.  
Blogger morituri dijo...

Buenas noches Sr. PLOP!

Su mision, de usted aceptarla, es ver The Prestige. Tambien asignele esta tarea a los agentes Chuma, el Desentramado y su equipo usual de operaciones. Como siempre, de usted o su equipo ser capturado viendo cosas como The Guardian o cintas similares, el Secretario negara toda asociacion con usted o su grupo. Esta cinta se autodestruira en cinco segundos......

6:44 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal