jueves, junio 01, 2006

SLACKER ICON


Por razones que no vienen al caso, llegó a mis manos la biografía de Luis Muñoz Marín, escrita por el periodista A. W. Maldonado y publicada este año por la editorial de la Universidad de Puerto Rico. Me bastó leer el prólogo para darme cuenta de algo muy importante sobre la figura de Muñoz. Permítanme citar a Rexford Tugwell (citado por Maldonado) hablando de la percepción que tenían de Muñoz, en Washington a principios de los 40:

Muñoz was [seen] as an inconscuential son of a notable father, lamentably lacking in any quality of application, persistence or ability: an incorrigible bohemian, living his life in cafés, talking largely with miscellaneous and impermanent crowds of acquaintances: he had literary leanings, fancied himself a poet –El Vate- his detractors called him, but he never worked hard enough to accomplish anything even at this amateur occupation...

¿Qué interpretación se le debe dar a estas palabras de Tugwell? Para mí, la respuesta es obvia: ¡Muñoz Marín era un slacker! ¿No les parece hermoso que un slacker haya tenido tanta importancia en la historia de nuestro País? A mí, sí. A mí me inspira. Postulo a Muñoz como héroe mítico de la Generación X, pero sobre todo como santo patrón de los slackers.

2 Comentarios:

Blogger Aníbal dijo...

Tarde o temprano todos los héroes se derrumban...

9:25 p.m.  
Blogger morituri dijo...

O sea que la mediocridad en nuestra isla es un problema generacional. Uf!

Kill your heroes!

10:42 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal