jueves, noviembre 10, 2005

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED, PT. 2

“Proveer una amplia gama de productos, servicios y capacitación dentro de las industrias del turismo y la tecnología, para asegurar la oportunidad de éxito, independencia económica y vacaciones inolvidables, rebasando récords y logrando un excelente sitial en el dinámico mundo de las redes de mercadeo”, así lee la misión de TravelOne.

Ésa era la maravillosa oportunidad de negocio que el Sr. Pérez tenía para nosotros, como parte de esta encerrona perpetrada por una actriz y modelo. El negocio conlleva la compra de una tarjeta valorada en $500, que le da a su portador los beneficios de un agente de viaje. Ése es el nivel más básico de participación. El cliente tiene la opción de atraer más clientes, aumentando así su margen de ganancia.

¿Cómo funciona la cosa? El cliente puede aprovecharse de toda una serie de viajes que se hacen para agentes de viajes. Estos viajes, que tienen como propósito familiarizar al agente con un destino en particular con bastante económico. El cliente también puede beneficiarse de los descuentos para agente de viajes, que ofrecen hoteles, compañías de alquiler de carro, etc.

Digamos, por ejemplo, que usted quiere irse de vacaciones a España. Usted llama al hotel de su predilección y les pregunta si tienen disponibilidad para las fechas de su viaje. Luego, les pregunta si tienen alguna cortesía para agente de viaje. En ese momento, el representante del hotel le pedirá el número de tarjeta y eso redundará en un jugoso descuento.

Yo oía todo esto y sólo podía pensar en lo siguiente: ¿qué necesidad tiene el Sr. Pérez de regatear el precio de un cuarto de hotel? Estamos hablando de una persona que, entre su columna de El Nuevo Día, sus libros y charlas de humortivación, su programa de radio, sus programa de televisión y sus anuncios de DirectTV, debe echarse fácilmente más de $200,000 al año.

El Sr. Pérez explicó que en pocos meses, dedicándole bien poco tiempo al asunto, había hecho más de $20,000. Y yo me preguntaba otra vez: ¿qué necesidad tiene este hombre de usar sus martes por la noche para hablarle a un grupo de desconocidos sobre cómo viajar por poco dinero?

Yo me fui de allí pensando que el Sr. Pérez es mucho más charro de lo que pensaba.

7 Comentarios:

Anonymous el comunista dijo...

me cago en sus cuentos burgueses de mierda

9:01 p.m.  
Blogger caraeculo dijo...

que mamada

10:51 p.m.  
Anonymous S. dijo...

Pudo haber sido peor... un grupo focal para un libro de Jurassic Park y despues te hubiera llamado por tu nombre...en diminutivo (if you know what I mean) yeah, baby !!!
Me imagino que ahora hará las presentaciones con el folly,para darle publicidad a su urologo. Que lo habrá operado gratis...con intercambio por supuesto.

7:58 p.m.  
Anonymous lamafiaPR dijo...

Érase un hombre a un blog pegado
era un blog aburridísimo
sombra mala del postmodernismo
Un Rubén sin rio que se ha desembocado

10:59 a.m.  
Anonymous hincagarcilaso dijo...

Lo de charro es lo menos que molesta de esa camada de antiguos independentistas burbudos y testiculares con la chancletita y la canción de Silvio a flor de piel y ahora son la versión grotesca de lo que siempre quisieron ser (incluido al del Unicornio azul). La charrería puede ser un modo fallido de atreverse a tener estilo. Lo sintomático es el cinismo vulgar de este ayudante especial de la mediocridad criolla. Cómo guisa el puñito ahora humortivado.
Ojo, que ya su modo de escribir al igual que el perfil de Pérez le sacan el peor de los moralismos a los culos comunistas que inaugurarán el futuro para todos. Lo lincharían a usted, a mí y al que no hace ni puntos ni sones. yiijaa en taíno!

12:32 p.m.  
Blogger PLOP dijo...

Para una discusión sobre la abominable generación de los baby boomers (esos que fueron a Woodstock, pero que claudicaron cinco minutos después), recomiendo el libro de Joe Queenan, "Balsamic Dreams: A Short but Self-Important History of the Baby Boomer Generation".

1:09 p.m.  
Blogger PLOP dijo...

Y, por favor, nótese el sorpresivo e incisivo comentario de la siempre fabulosa S.

1:12 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal