miércoles, noviembre 30, 2005

LOS MONOLOGOS DEL INSOMNIO


Son las 3:14 a.m. y no tengo sueño. Odio que me pase esto. Mañana tengo cosas que hacer, pero sé que, como quiera, dormiré hasta la hora que mi cuerpo entienda necesaria. Así ha sido mi vida por los últimos dos años, desde que renuncié al trabajo que tenía. No sé por qué me quejo tanto. Tengo una gran vida. Trabajo poco, lo suficiente para tener una vida modesta, pero decente. Soy dueño de mi tiempo. Casi siempre me levanto más o menos a las 10:00 a.m., y me acuesto entre una y dos de la mañana. Es como si viviera en un eterno fin de semana. Sigo sin saber por qué me quejo tanto.

1 Comentarios:

Blogger Pidoki Saint-Point dijo...

"La literatura es una animal insomne", me recordaste este epigrafito tomado a Liliana Lukin. Fíjate, precisamente estaba pensando esta mañana, durante mi baño espeluznantemente gélido, que un buen libro debería llamarse Animal Insomne.

Y ya.

att.
El Señor Blog

9:41 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal